Make your own free website on Tripod.com
Mujeres y Gatos.
Convivencia posible, embarazos posibles.

Cómo tener un Gato sano.

El cepillado.

 
Al hacerlo estamos...
  • Ayudando que no ingiera mucho pelo cuando se este acicalando.
  • Evitando que la casa y nuestra ropa quede como un tapado de piel.
  • Logrando tenga el pelaje mucho mas suave y sedoso.
  • Viendo si tiene algún problema de piel o lastimaduras.
  • Aumentando la irrigación sanguínea en el cuerpo del Gato.
  • Evitando nudos y que las pulgas hagan crías dentro de estos.
  • Impidiendo que trague excesivas bolas de pelo que podrían obstruirlo.
Los Gatos de pelo corto: No necesitaran un excesivo cepillado, bastara una vez por semana o cada 10 días,
Los Gatos de pelo semi largo o largo: C
omo mínimo 3 veces por semana ya que suelen formarseles nudos. Esto no solamente será ideal para pulgas sino que algunos Gatos llegan a cortarse el pelo de esa zona, ellos son animales muy limpios e interpretan que están sucios, morderán la zona hasta poder deshacerse del nudo. Incluso tienen esta actitud cuando tienen algo pegoteado al pelaje.

El cepillado tiene que ser también una revisación cotidiana para descubrir si tiene afecciones de la piel, lastimaduras, bultos (si llegase a haber uno no lo aprietes, en todo caso llevalo a un veterinario podría ser un tumor o un absceso), etc... Si tuviera alguna herida lo más recomendable seria buscar una tijera pequeña y tratar de cortarle el pelo de alrededor (con cuidado de no lastimarlo más) así tendra mejor contacto con el aire y ayudamos a que no se le infecte demasiado. También al recibir más aire se cicatrizará y curará más rápido que todo cubierto. Si ves bolitas negras  en varias partes de su cuerpo es muy probable que tenga pulgas.
 A algunos no les gusta ser cepillados por eso hay que acostumbrarlos desde que son gatitos, en cambio hay otros que se desviven para que los peines. Nunca lo fuerces si no quiere ni lo obligues a estar en poses raras, le tomara rabia al cepillo y a todo el proceso haciendose muy dificultoso.
Para empezar debes primero que nada conseguirte un cepillo de buena calidad que sea suave y no le haga doler, las puntas deben ser redondeadas. Deberás adaptarte a él, siguiendo sus movimientos para que esté cómodo e interprete que lo estas acariciando. Vos también tenés que encontrarte a gusto así que sentate en una silla y pone el gato en una mesa o directamente hacelo en el suelo o en un lugar que sea confortable para ambos.
 Si tu gato esta totalmente dispuesto a no dejarte acercale ni a un metro el cepillo, hay unos guantes-cepillos que son muy útiles porque será como acariciarlo y no le dará tanto fastidio, sino tambien puedes "sobornarlo", le daras alimento mientras lo cepillas, entonces lo relacionara con comida y no tendra tanto disgusto.
 Cuando termines, es bueno que lo acaricies con las manos para eliminar los pelos sueltos que pudieron haber quedado y que el cepillo no pudo atrapar, o bien puedes pasarle un paño, luego podras lavarlo facilmente.



Volver a Como tener un Gato Sano.